DOLOR

Llevo mucho tiempo en mi vida siendo consciente de que huyo del dolor y trabajando personalmete para que esto no me ocurra.

Naturalmente a nadie le gusta sentir dolor, pero hay cosas en la vida que duelen y no es bueno pasar por encima de ellas, pues de algún modo la vida se va a encargar de que saques ese malestar por algún otro lado: ansiedad, pánico, miedo, angustia… Por eso se habla tanto de que hay que vivir el duelo cuando algo difícil te ocurre en la vida.

Hoy me preguntaba si realmente estoy huyendo del dolor, y la verdad es que durante estos días si que he sentido dolor pero acompañado de melancolía y tristeza. Es cierto que no es fácil digerir la noticia y aceptar que tu hijo tiene Síndrome de Down pero realmente a día de hoy no me duele demasiado, y quiero pensar que no es porque estoy huyendo, sino porque siento que no es nada malo lo que nos está pasando.

Yo hice la objeción de conciencia con niños con Síndrome de Down y recuerdo la energía que me transmitían, lo bien que me sentía cuando salía de las actividades que hacía junto a ellos.

Cuando Mónica y yo hablamos de lo que haríamos si durante el embarazo nos enterábamos de que nuestro hijo iba a tener Síndrome de Down, recuerdo que yo le dije que lo tendría.

No quiero hacerme el fuerte, ni querer demostrar que soy buena persona, sino simplemente transmitir lo que siento de verdad.

Hoy tenía a JAN entre mis brazos y le miraba fijamente, y sentía paz, mucha paz. Luego frotaba su carita con mi carita y sentía ternura.

Esta tarde nos ha llegado una carta preciosa y sincera de una madre que tiene una hija con Síndrome de Down. Nos ha encantado y conmovido. Eran palabras tan de verdad, tan valiosas…

Sigo notando a Mónica algo triste, pero sé que es un proceso necesario…

…es increible, pero cuando habla a su hijo JAN noto como se borra la tristeza y sus ojos brillan mostrando felicidad.

Cada vez tengo más la certeza de que para ser feliz hay que vivir el aquí y ahora, sentir cada momento como único y conseguir parar los pensamiento que nos hacen sufrir.

Y para ello también hay que sentir DOLOR…

1413

5 comentarios en “DOLOR

  1. Lo “bueno” de las personas que sentimos dolor, es que, sentimos “felicidad” con la misma intensidad. Felicidad que seguro encontraréis los tres juntos con el paso del tiempo, los tres juntos.. en familia.

    Un beso muy grande para los tres.

  2. Hola family, cada día, sobre esta hora cuando acabo de trabajar y de dar la cena a la peque me siento frente al ordenador con gran inquietud de leer el block porque realmente es una terapia para el dia a dia, son palabras sabias que emocionan y hacen vibrar el alma.
    Veo a Jan super guapo, es tan dulce…. no me extraña que os trasmita sentimientos de paz, de armonia y serenidad.
    Queria deciros que haceis una familia envidiable, da gusto veros, la vida nos da reveses, sorpresas, pero a vosotros os ha dado un regalo maraviloso, un niño adorable que os ha despertado sentimientos que el loco dia a dia se molesta en adormecer.
    Queria mandar unas palabras muy especiales a Mónica que ha demostrado ser una persona increible desde el primer dia que la conocí me dio mucho buen rollo, es como si la conociera de siempre y pensé que iba ha hacer super feliz a mi primo favorito, la felicidad que Moni transmite es increible fue una embarazada ejemplar y desde el dia del parto demostró ser una madre también maravillosa, con su bebé con la lactancia, y con el papi de Jan, reconociendo que hacia una labor muy importante e ingrata a la vez, se que aunque estés triste tienes una luz especial querida Mónica y que tu espíritu va a volver a surgir como el Ave Fenix, las hormonas juegan malas pasadas, pero tu tranqui amor mio y para arriba que el niño ya va creciendo y está ideal, tan guapo, es un ángel de la naturaleza, un regalo del universo tan especial como tu te merecías, tranquila que el bebé va a estar genial tiene unos papis geniales y transmite mucho mucho bien.
    Un besazo super grande para los tres, os quiero muchisimo y espero verte sonrreir en el block en breve porque os mereceis lo mejor, y lo vais a tener con independencia del resultado, lo mejor ya lo teneis en casa, miradlo, achucharlo, sentidlo, a que no me equivoco, JAN ES LO MEJOR Y LO SERÁ SIEMPRE.

  3. Que razón tienes Bernardo. El dolor nos hace crecer muchísimo, es necesario para liberarnos, hay que sentirlo y después, cuando llegue el momento, dejarlo ir. Quiero seguir estos intensos días desde aquí, ahora que el agua vuelve a estar en medio.
    Besos enormes para los tres llenos de luz, de todos los que habitamos esta casita mágica, estamos aquí cerquita, a pesar del agua y de la tierra.

  4. ¡Cuánta verdad hay en estas reflexiones sobre el dolor, el duelo, la huida…! Cuando el dolor llega pasa como una tempestad, te arrasa, pero después llega la calma, la serenidad, la tranquilidad, la distancia y la reflexión critica… Todo ello lleva a luego a la esperanza y a volver a empezar, a retomar caminos con la esperanza como horizonte. El papá de Jan transmite muy bien todo esto cuando se expresa y eso es muy hermoso de leer… Y de sentir. Salud y suerte.

  5. Hola, hoy supe de este blog ya que en facebook, la página de Down España habla de o película de Jan.
    Así que busque el blog y comencé a leer desde el principio.
    Hace 6 meses nació nuestro hijo Simón, tiene síndrome de down, teisomia 21. No puedo creer lo que voy leyendo hasta ahora, lo que nuestras historias se parecen, este post puntualmente, de los miedos, el dolor de Moni que relatas aquí es tan parecido al mío… hoy ya despues de 6 meses muchas cosas están claras y aceptadas y sólo queremos que Simón tenga la mejor vida junto a nosotros.
    Seguiré leyebdolos y apenas la película este en Argentina iremos a verla! Cariños. Natalia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *